La enigmática vida de Yukio Mishima, el autor que cometió seppuku

Conoce los detalles de la vida del famoso escritor japonés Yukio Mishima, autor de Confesiones de una máscara

Era 14 de enero del año 1925, en Tokyo, cuando nació una de las figuras más representativas de la literatura japonesa; hablamos de Yukio Mishima, considerado uno de los grandes escritores del siglo XX.

Desde su nacimiento Mishima se vio envuelto en una gran serie de eventos que lo marcarían de por vida, pues al poco tiempo de nacer fue separado de Shizue y Azusa Hiraoka (sus padres) para ser criado por su abuela.

La estancia con ella no fue la que él hubiera deseado, según como lo relata en sus escritos, era una mujer con tendencia hacia la violencia y problemas de carácter, lo que llevó a sufrir constantes abusos.

Desde pequeño Mishima fue bombardeado constantemente de ideas tradicionalistas debido al pasado de su familia, ya que esta se relacionaba a los samurais del Shogunato Tokugawa quienes eran los últimos shogunatos, un grupo al servicio del emperador de Japón. 

A los 18 años intentó enlistarse en el ejército para participar en la Segunda Guerra Mundial pero no tuvo éxito alguno pues fue declarado incapacitado a consecuencia de un resfriado y tras esta noticia pierde el rumbo de su vida. 

Obligado por su padre, Yukio comienza a estudiar la ley alemana durante el día y por las noches aprovecha para escribir. Un estilo de vida que lo llevó al límite y al culminar la carrera, Mishima convence a su padre de tomarse un tiempo antes de ejercer su profesión. 

Tras un año sabático por fin descubre su pasión por la literatura, aun si su familia no lo aceptaba, no titubeó ni una vez cuando logró publicar su primera obra Tozoku (Ladrones) en 1946 convirtiéndose así en parte de la segunda generación de escritores de la postguerra. 

Para su segunda novela, Kamen no Kokuhaku (Confesiones de una máscara) de 1949, ya era toda una promesa literaria al tocar temas como las falsas apariencias, la homosexualidad y la crisis de identidad desde un punto de vista joven. Fue después de este éxito que tuvo la oportunidad de vivir de la escritura.

Mishima publicó relatos desde 1948 y títulos como Confesiones de una máscara, Sed de amor (1950), El rumor del oleaje (1954) y Una Vida en venta (1968) le han valido el reconocimiento como uno de los grandes escritores japoneses a la par de nombres como Haruki Murakami, Yasunari Kuwabata y el famoso Osamu Dazai. 

En 1968 Mishima es nominado para el Premio Nobel de Literatura, pero la obra “El pabellón de oro», escrita por el célebre Yasunari Kawabata, recibe el primer premio. Yukio afirmó sentirse orgulloso por el logro de Kawabata, quien fue su mentor por un tiempo, y nunca le guardó rencor. 

Tras un año en el ejército Mishima formó un cuerpo conocido como Tatenokai, una especie de milicia privada conformada por jóvenes patriotas los cuales tenían la intención de servir a los propósitos que tuviera su líder. Mishima aprovecha este grupo para crear meticulosamente un camino hacia su muerte.

Se sabe que al final de sus días escribió un jisei no ku, un poema comúnmente creado por gente que se encuentra cerca de su muerte, y de esta forma, Yukio Mishima se preparaba para su inminente final.

Además, se encargó de arreglar todos los problemas que pudiese generar tras su muerte como lo fueron la entrega de la última parte de El mar de la fertilidad, el cual envía a su editor para posteriormente encontrarse con el comandante del campamento Ichigaya a quien tomó como rehén.

El escritor dio un discurso para incitar al ejército a levantarse en armas, pero no tuvo suerte. Tras fallar procedió a entrar en el despacho y llevar a cabo su seppuku, ritual en el que la persona es desentrañada con el fin de morir para no caer en las manos del enemigo, mismo que significaba una muerte digna para algunos samuráis.

El encargado de realizar la decapitación era Masakatsu Morita, pero tras varios intentos fallidos dejó la tarea a cargo de Hiroyasu Koga y una vez hecho esto Morita procedió a cometer seppuku, con ello dió final el intento del Tatenokai de realizar una revolución.

Tras la muerte de Mishima se comenzaron a esparcir una gran cantidad de rumores sobre su persona como la supuesta relación con Masakatsu Morita, o la gran cantidad de detalles sobre su vida los cuales se ven plasmados en sus obras y que nos podrían dar un acercamiento a la mente del autor.

Mishima se consagra como un autor excepcional por su gran talento en la escritura, con una vida muy particular que se ve reflejada en los detalles de su obra, convirtiéndose en uno de los mejores escritores japoneses.

Autoría: Luis Alcalá /CASUL