Diez libros para festejar las Fiestas Patrias durante Septiembre

En CASUL, te damos algunas recomendaciones para que, en palabras de importantes exponentes de la literatura mexicana, conozcas más detalles interesantes de los sucesos históricos que nos marcaron como nación, de sus personajes más emblemáticos y del legado histórico y cultural que nos dan identidad.

Independencia de México, Hidalgo, Morelos, Allende, Aldama 
Imagen: UNAM Dirección General de Comunicación Social

Hablar de la historia de un país puede ser un proceso complicado; recordar fechas, sucesos y personajes suele resultar una tarea ardua y más cuando se trata de una de las etapas más importantes en la conformación de un país, en este caso, la Independencia. Sin embargo, en la literatura podemos encontrar una amplia y amena selección de materiales que, desde diferentes ángulos, nos cuentan con detalle este proceso histórico e inclusive aportan otra cara de sus actores principales. Nuestra historia no tiene que ser tediosa o aburrida, al contrario: brinda una interesante visión y  la esencia que nos permite recordar por qué somos mexicanos.

Para empezar con la serie de recomendaciones, remontaremos al inicio del proceso de Independencia y a sus personajes clave para su consolidación. Esta nace debido a diversos factores entre los que destacan: la desigualdad entre españoles, criollos, mestizos e indígenas, el sentimiento independentista que proliferó en diversas colonias de aquel entonces y la inestabilidad política por la invasión a España del ejército francés de Napoleón Bonaparte. Todo esto inspiró en la Nueva España un proceso de lucha y un camino de no retorno.

Mucho se ha contado de Hidalgo, Morelos, Leona Vicario o Doña Josefa, héroes que nos dieron patria, pero poco se nos han planteado como hombres y mujeres reales con aciertos y desaciertos. Por mucho tiempo, la imposición de lo bueno y lo malo ha permeado los libros de historia; por eso, Armando Fuentes Aguirre, “Catón”, nos muestra La otra historia de México: Hidalgo e Iturbide: la gloria y el olvido (Editorial Diana, 2011); en donde, con su visión periodística, no pretende escribir una verdad absoluta sino narrar “la otra” historia de México, una que con un lenguaje entretenido y hasta con sarcasmo, revela pasajes, situaciones muy peculiares de Hidalgo, la Güera Rodríguez, el suceso en la Alhóndiga de Granaditas y hasta de la Virgen de Guadalupe, entre muchas otras. Por otra parte, si Hidalgo fue seductor, mujeriego y hasta jugador,  en Hidalgo: Entre la virtud y el vicio (Ediciones Martínez Roca, 2009) de Eugenio Aguirre lo podrás conocer. En esta novela histórica se devela una biografía del cura y su amor por las mujeres, la tauromaquia, el teatro y su afición por las letras francesas.


Iturbide: El otro padre de la Patria (Grijalbo, 2018)

Según la historia, José María Morelos recibió la estafeta del cura Hidalgo y la literatura también habla de él. En Morelos: Morir es nada (Planeta, 2014) Pedro Ángel Palou narra una íntima historia a través de la visión de una de las esposas de este personaje quien en penitencia, encuentra en las letras la forma para que su hija Guadalupe conozca la historia de su padre. El relato es dulce y describe momentos familiares y las hazañas militares de los personajes.

Llegamos ahora a la culminación de la Independencia y la figura de Iturbide. También resulta muy polémica pues aunque se lo describa como traidor y ambicioso en un afán de erigirse como el primer emperador de México, en el libro Iturbide: El otro padre de la Patria (Grijalbo, 2018) de Pedro J. Fernández se lee desde otra perspectiva y lo muestra con su mejor cara al señalar que México no sería lo que es hoy sin la participación de este controvertido personaje. La escritora Rosa Beltrán habla también sobre él en La corte de los ilusos (Joaquín Mortiz, 1995); novela histórica que retrata desde el momento de la coronación de Agustín de Iturbide hasta la caída del imperio. De forma satírica y con ingenioso humor retrata la vida privada de este personaje y la entreteje con otros personajes que le rodean en la corte, como su costurera o la famosa “Güera Rodríguez”, a quien daba numerosas visitas. El libro ganó el premio Joaquín Mortiz en 1995 y fue reeditado recientemente.

La corte de los ilusos (Alfaguara, 2015)

Si lo tuyo son los poemas, el maestro Felipe Garrido tiene un maravilloso material llamado La patria en verso. Un paseo por la poesía cívica de México (Conaculta, 2012). Esta antología reúne poemas en voces de importantes autores de diferentes épocas; esta colección nos lleva por un recorrido a través de la historia. Por mencionar algunas reconocidas plumas, encontramos a: Guillermo Prieto, Carlos Pellicer, Rafael del Castillo y José Rosas Moreno,  quienes, a través del verso, reviven capítulos de la Independencia y sus personajes. Aquí un fragmento de “El Grito de Dolores” de Francisco Sosa:

Su manto sobre la tierra
tiene extendido la noche
y duermen todos tranquilos
en el pueblo de Dolores.
Allende y Aldama, en tanto
que otros descansan, disponen
del gran Hidalgo ir en busca,
para que no se malogren
los planes que han concebido
de alzar guerreros pendones.
De Querétaro ha llegado
nota a los conspiradores,
de que el plan se ha descubierto
por los fieros españoles.

A pesar que en esta época la mujer tuvo un papel rezagado y encaminado a las labores domésticas, el movimiento independentista no habría sido el mismo sin un grupo de mujeres que se volvieron parte esencial al ser espías, mecenas, enfermeras o compañeras. Muchos nombres suenan en esta línea,  el de Leona Vicario, por ejemplo, y de quien te recomendamos varios libros como el de ¿Dónde estás?, ¿qué haces, Leona Vicario? (Colegio de México, 2020) de Anne Staples y Leona de Celia del Palacio (Planeta, 2010). En ambos libros descubriremos historias apasionantes y llenas de valor sobre una mujer adelantada a su época. Mientras que en La insurgenta (Grijalbo, 2010) de Carlos Pascual, el cual recibió el premio Novela Histórica Random House y que se sitúa tres días después de la muerte de Leona, se discutirá si se le nombra madre de la patria y se le otorga un funeral de Estado.

La conspiradora (Planeta, 2019)

Guillermo Barba, por su parte, en La conspiradora (Planeta, 2019) explora la vida de María Ignacia Rodríguez de Velasco, mejor conocida como “la Güera Rodríguez” quien fue una criolla que figuró en la alta sociedad colonial. Generalmente se habla de su relación amorosa con Agustín de Iturbide, sin embargo, su papel en el movimiento independentista va más allá de ser la amante del proclamado primer emperador de México. La Güera Rodríguez precursora del feminismo se codeó con las más altas esferas de la sociedad de la época y quien con sus propias riquezas apoyó al movimiento. 

También puedes conocer sobre la vida después de la Independencia con Blanca Estela Treviño y su valioso legado La vida en México (Editorial Jus, 2010),  editado en dos volúmenes. Treviño compila diversos textos de varios autores para contarnos cómo era la vida en el país de recién vida independiente; aquí se nos revelan los sucesos políticos, sociales, culturales, las costumbres, tradiciones y demás. Se considera un valioso documento sobre esa etapa histórica.

Si prefieres leer sobre el México reciente, legado de estas manifestaciones históricas, te compartimos Instrucciones para vivir en México (Joaquín Mortiz, 1990) de Jorge Ibargüengoitia que, con sarcasmo y humor, nos lleva por diversos pasajes de la convulsionada vida cotidiana en México y permite una reflexión en donde, pese haberse escrito hace varias décadas, recuerda tanto las características inherentes al ser mexicano como que la sociedad mexicana no ha cambiado nada.

Sea lo que decidas leer sobre este momento histórico, ten por seguro que será una narración interesante sobre nuestro México que te permitirá conocer el pasado para entender nuestro presente y conservar nuestra memoria e identidad como nación. 

Autoría: Paola Ruiz /CASUL